Javier Hernández Álvarez

Nací en 1985 en Elche (Alicante). En una familia humilde dedicada al mundo del calzado, donde las jornadas supuestamente normales eran más de más de 10 horas diarias. Fue muy difícil compaginar el duro trabajo con el cuidado y supervisión de un menor y con a penas 6 años empecé mi carrera en el mundo del judo (muchísima mejor opción que estar en el parque jugando solo). Mis padres desconocían por completo este deporte y les estoy más que agradecidos de la gran elección que hicieron, ya que estoy segurísimo que fue una de las herramientas fundamentales que me ayudan a día de hoy a ser quien soy.

El judo es un deporte que fomenta: el honor, la sinceridad, el coraje, la cortesía, la modestia, el respeto, el control de si mismo, la amistad la lealtad, y la gratitud.

Quizás estos valores en el mundo del deporte lo vemos como algo normal pero por suerte mi familia me reforzaba estos valores fuera del tatami.

Con a penas 13 años de edad, apareció en el gimnasio donde practicaba judo el mejor seleccionador nacional de Argentina (Néstor Mario López Piccioni) y con voz firme y segura dijo en la sala antes de empezar el primer entrenamiento: «que dé un paso enfrente quien quiera ir a un campeonato de España».

Llegué no a uno, sino a varios campeonatos de España e incluso llegué a la selección y representé a España en varias competiciones. Pero este camino no solo era físico sino que aprendí a romper barreras y salirme de los estándares. ¿A cuántos adolescentes veis correr antes de ir al instituto? ¿Cuántos piensan que el único rival eres tú mismo? ¿viajar por toda España con 14 años y sin móvil?

Es por esta educación por la que sé que si trabajas duro, puedes conseguir cualquier cosa. A día de hoy sigo teniendo relación con mi profe y le sigo pidiendo consejos de todo en general.

Y como  era de esperar todo tiene su fin que llegó con una señal física. Esto hace que te replantees otras salidas y lo que más me llamaba la atención, fue el mundo del marketing digital. Me picaba mucho la curiosidad cómo impactaban los anuncios a diferentes personas y cómo habían negocios que despegaban de la noche a la mañana y decidí investigar profundamente sin saber dónde me metía y con qué gente me iba a rodear. 

Accedí a la universidad de Elche como joven emprendedor, presenté mi proyecto y estudié cómo lanzar una idea en tiempo récord.

Seguidamente me apunté a la Universidad de Barcelona al máster de Marketing online para aprender de una forma más sólida algo que me apasiona pero resultó que lo que enseñan en estas entidades, es muy genérico y por mucho que la gente crea que por ir a la universidad te conviertes en un especialista, están totalmente equivocados.

Hace unos tres años cree mi propia empresa de diseño web y redes sociales. Iba bien por la tenacidad que empleaba en ella para buscar clientes pero me desgastaba el hecho de buscar día tras día nuevos clientes.

Por suerte decidí hacer el máster de tráfico online de «Roberto Gamboa» y pude especializarme como experto en campañas de Facebook Ads. Esto hizo que conociera a gente como él con formaciones focalizadas en algo en concreto y dominar ese campo a la perfección. Es por ello que decidí ir más allá en mis diseños webs y me formé con un joven y novedoso profesor de la Universidad de Galicia «David Randulfe».

En paralelo a toda esta formación y con los contactos que me generaron en la Universidad de Elche, inicié mis andaduras como emprendedor en el campo de las marcas. Gracias a un buen asesor y un buen abogado puedo decir que tras varias compra-ventas de marcas soy dueño actual de varias empresas: Fashion Week España, Proyectamos tu Negocio, Influencer Flash, Formación Emprende, e incluso mi propia academia online de cómo crear una web desde 0 en solo una semana.

Tengo que decir que me apasiona aprender y por ello no tengo seguro mi futuro donde irá. Lo único que sé es que no puedo evitar emprender y afrontar nuevos retos. 

«Si tropiezas lo único que debes hacer es levantarte» que para algo hice judo ;D